A los testimonios personales no les damos casi nunca la importancia que se merecen, fundamentalmente por nuestra tendencia bien conocida al autoengaño. Sin embargo, a veces alguna persona nos sorprende con su capacidad para encontrar en ese enorme “big data” que es Internet una explicación para sus problemas y sufrimientos. La lucidez necesita a veces de una iluminación que procede del conocimiento, y si se tiene la suficiente motivación pueden encontrarse pistas buscando. Así fue como esta persona logró entender lo que le sucede a raiz de un descubrimiento: la palabra “narcicismo”. Vale la pena seguirla en su conceptualización.

Anuncios